Como cuando estás mal pero sin estar mal.

Hace mucho que no escribo algo que me termine gustando. Debe ser porque hace mucho que no pasa nada que me movilice, soy medio masoquista para sentarme a escribir, o catártico, no sé no quiero pensarlo demasiado. En realidad no quiero pensar nada demasiado.

¿Por qué no quiero pensar? Porque me hace mal. Tengo esa particularidad de ser un boludo, y de hacer un universo de forradas cada vez que pienso algo. Lo más mínimo, yo no sé por qué, pero me hace mal. Lo loco es que sobrepienso muchísimo.

Mil veces me dijeron que no piense tanto, pero en absolutamente todos los contextos imaginables. Haciendo deporte, cantando, trabajando, en exámenes, cocinando… ya ni me acuerdo cuándo fue la primera vez.

Lo único bueno que le puedo encontrar a la pelotuda de mi última terapeuta es eso, la mina me hizo ver que la mayoría de mis problemas y mis depresiones y mis megabajones eran creados por mi mismo adentro de mi cabecita. Hace no mucho salí con alguien, no sé si considerarlo una cita o simplemente salir a un lado. Ya no sé qué es una cita, no sé si en algún momento tuve una cita propiamente dicha, soy medio idiota para todo el tema de las minas, o me sale muy bien o soy un desastre. En fin, la cuestión es que en medio de esa salida, estando bastante fumado me dí cuenta (ojo, me di cuenta fumado.. no sé qué tanta validez puede tener) que me gustaba dicha persona. La única forma que me salió decirselo sin terminar hablando de la revolución rusa fue por whatsapp. Si, ni pregunten, salió mal. Pero vuelvo al caso, es por sobrepensar…aunque sobrepensar, qué se yo… si te lleva a buen puerto no puede estar tan mal.

Qué se yo, la lluvia me pone a pensar, y el cansancio físico me impide hacer otra cosa que esto. Banquenselá.

.

Es increíble la capacidad que tengo de sentirme un idiota por casi absolutamente todo. Sobretodo si me gusta alguien, cuando me gusta alguien cualquier cosa que haga, aunque sea mandar un mensaje por whatsapp, va a hacer que me arrepienta al segundo y me odie un rato.

Todo ayuda a que yo siga poniéndome de mal humor por cualquier pelotudez, y ya en cierta forma me gusta enojarme, últimamente viene siendo lo único que me da ganas de hacer cosas.

Dejaré en algún momento de ser un pelotudo? Quizá

Por ahora me desahogo un ratito escribiendo ganzadas en tumblr.